Noticias

Noticias

El uso del limón en las comidas

Jun 11, 2018 | Sin comentarios

Si por algo se caracteriza el limón, es por ser una fruta muy polivalente. Podemos verla como ingrediente principal en cosméticos, perfumes y productos de limpieza. Pero ¿y en la gastronomía? ¿Cómo vemos este cítrico en las comidas del día a día?

En este artículo os mostramos alguno de los usos del limón en las comidas, y para ello, debemos tener en cuenta las diferentes partes de esta fruta tan querida por todos.

 

Con la piel del limón…

Muchos de nosotros ignoramos las funciones que puede dar la piel del limón a nuestros platos. Esta parte del limón, sin embargo, nos ayuda a darle más frescura y aroma a los platos, en especial, a los dulces. Un sencillo bizcocho puede ganar puntos si le incluimos la ralladura de la cáscara, así le regalamos una sensación mayor de frescura tras el horneado.

Otras veces se congela y se carameliza. ¿Qué si no ponen en el roscón de reyes, además de la fruta escarchada? Son muy simples de preparar y, además, se pueden comer solas. Disfrutaréis del dulzor de la cáscara sin que esta pierda sus propiedades depurativas.

 

Y con el jugo…

¡Un sinfín de posibilidades! El jugo del limón potencia el sabor de los alimentos, más todavía en carnes y pescados. Normalmente se cortan en rodajas, dejando la piel también, o simplemente exprimimos su zumo para verterlo encima de las comidas. El pollo o el emperador son, entre otros muchos ejemplos, las proteínas ideales para este ingrediente.

Y para los amantes del verde, este cítrico nos ayuda a aderezar nuestras ensaladas, regalándole el toque ácido que necesita. Además del aceite y el vinagre, métodos clásicos para el aliño, se pueden crear otras salsas a partir de otros ingredientes como la mostaza. No debemos olvidar, por cierto, que para elaborar una rica mayonesa necesitamos añadir limón para conseguir la consistencia perfecta.

 

¿Y en las bebidas?

Como todos sabemos, no hay nada más habitual que el zumo de limón en comidas o meriendas. Sobre todo, cuando se acerca el calor, no hay mejor remedio refrescante que este. También podemos usarlo para otras bebidas como el limoncello, muy típico en Italia, de fuerte fragancia y sabor. Y para los más pequeños, ¿qué hay mejor que una rica limonada?

La función del limón es la misma en todas sus vertientes: ayuda a limpiar el organismo, combate problemas como el reúma y soluciona las carencias óseas. ¿Todavía no lo has aplicado a tus comidas?