Empresa

Empresa

Medio Ambiente + Labor social

El cultivo ecológico va enfocado a conservar el medio ambiente y reducir el impacto ambiental

Los productos con certificación ecológica provienen de un sistema de cultivo basado en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos u organismos genéticamente modificados (transgénicos), logrando de esta forma obtener alimentos ecológicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente mediante procedimientos sostenibles.
Este tipo de producción es un sistema global de gestión que incrementa y realza la salud de los agro sistemas, inclusive la diversidad y ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo.

Los alimentos ecológicos contribuyen al consumo responsable y al desarrollo rural.

Esta tipo de agricultura promueve el trabajo y la vida en el campo preservando la cultura propia, contribuyendo a la satisfacción, salud y cultura de los que viven en la ciudad.
Se genera empleo al necesitar más mano de obra y a reducir los excedentes agrarios con un fomento de la calidad en lugar de la cantidad.
Apoyamos el trabajo de nuestros agricultores, cuidando el aspecto económico y social de nuestros pueblos.